Jefes que no delegan responsabilidades

Algunos líderes no saben pedir a sus colaboradores que hagan ciertas tareas, mientras que a otros les cuesta confiar en los demás, porque sienten que sólo ellos hacen bien las labores.

JEFES QUE NO DELEGAN RESPONSABILIDADES

Algunos líderes no saben pedir a sus colaboradores que hagan ciertas tareas, mientras que a otros les cuesta confiar en los demás, porque sienten que sólo ellos hacen bien las labores.

Por distintas razones, un jefe es incapaz de pedir a sus empleados ciertas labores y él se hace cargo de muchas de ellas. La avalancha de trabajo lo sobrepasa y termina sintiéndose agotado y deprimido. Esto sucede cuando no se es capaz de delegar tareas a los subordinados: aprender a hacerlo se ha convertido hoy en una clave para el buen desempeño laboral, indica Sergio Landaeta, sicólogo laboral de la U. del Desarrollo.

¿QUÉ ES DELEGAR?

"Delegar es entregar un encargo o una tarea concreta a un trabajador, dándole -además- alto grado de autonomía y libertad para que tome decisiones y para que tenga el poder de modificar la forma en que cumple su trabajo o, incluso, la tarea misma", explica el sicólogo Simón Rider, consultor senior y coach de la empresa Orbi.

Hacer este proceso en forma saludable implica que el jefe debe definir la meta que se espera y los hitos críticos en el proceso. Luego, el líder supervisará sólo esos hitos: mientras más maduro sea el colaborador, menos son los hitos que el jefe irá revisando hasta que llegue el punto en que recibirá de su empleado los resultados finales.

TEMOR Y AUTOEXIGENCIA
Los jefes que no delegan, dice Sergio Landaeta, se enfocan en la productividad y, como su nivel de autoexigencia es alto, consiguen sus metas rápidamente: saben que rinden mucho y esperan lo mismo de los demás.

Además, les cuesta confiar en otros, sienten que sólo ellos hacen bien esas labores y temen perder el control de la situación: "Se preocupan si no saben qué está haciendo su equipo o que le oculten información. En el fondo, es temor a ser desplazado del puesto de liderazgo", dice Simón Rider.

EXHIBIR LOS PROPIOS LOGROS

En otros casos, se trata de personas que buscan exhibir sus logros individuales y asignan tareas de menor importancia a los colaboradores. "Algunos, incluso, sienten que si no hacen solos el trabajo están demostrando que no son capaces y que requieren de ayuda para hacerlo", advierte Rider.

La desconfianza y desconocimiento de las riquezas de quienes conforman sus propios equipos es otro elemento que hace que estos jefes no deleguen responsabilidades, explica Landaeta, lo que redunda en que no aprovechan los recursos de los trabajadores.

Fuente: La Tercera Digital

Ver ofertas de trabajo

Publica Gratis

Ingresa tu CV

Publicidad



© Copyright 2006 - 2017 Empleos Trabajando.com Chile y Universia. Todos los derechos reservados.